Siempre me ha encantado el erotismo, el cine, los relatos, etc. Pero a veces, por desgracia demasiadas veces, mi mujer tiene razón y se queja que sólo esta hecho para hombres, que el trato que se da a las mujeres no es el adecuado, por ejemplo en muchas películas cuando una mujer comparte escena con más de dos hombres el trato que recibe es machista y siendo optimista de exclava sexual sin tener derecho a disfrutar, de vez en cuando se ve alguna escena de una mujer con tres hombres hecha de manera sutil y pensando en que puedan existir espectadoras que disfruten de la escena. Decidí preparar una aventura en la que mi mujer pudiera disfrutar como nunca y que rompiera ese prejuicio de que una mujer con tres hombres siempre es maltratada y utilizada, en la cual ella se sintiese cómoda y fuese una experiencia totalmente positiva para ella. Así que le pedí que me dejase preparar una fiesta para ella con dos invitados de nuestra confianza, decidí no invitar a nuestra única amiga por una senzilla razón, ese dia era únicamente para mi mujer.

Quedamos con nuestros dos amigos íntimos un sábado por la noche, decidimos que cuidaríamos los detalles y que compartiríamos cena con nuestro amigos en un restaurante, deseabamos una velada agradable además de excitante y queiramos romper el hielo muy suavemente. Nos encontramos con nuestros íntimos amigos en el restaurante, mi mujer estaba muy bien acompañada cenando con tres hombres atractivos que se mostraban especialmente amables con ella, ella estaba preciosa llevaba un vestido negro ceñido y una lenceria especialmente escogida para la ocasión. La velada fue sencilla y sugerente, con alguna insinuación en la conversación.

Llegó el final de la cena y con ella la intranquilidad d'elena, mi mujer, estabamos a punto de salir del restaurante y se la veia inquieta, acordamos que elena y yo iriamos con nuestro coche delante y que ellos nos seguirian hasta nuestra casa. Cuando estábamos solos en nuestro coche nos besamos y recorrimos nuestros cuerpos, ella estaba excitada, tenia los pechos duros y se la notaba caliente, todos estábamos excitados y deseosos de vivir nuestro encuentro. Le pedí si deseaba seguir y le expliqué que cuando habia propuesto esta experiencia a nuestros dos amigos les habia explicado que el trato con ella tendria que ser exquisito, ella confiaba plenamente en mi y deseaba tener esta experiencia.

videos porno

Create a free web site at www.plisweb.com